Seminario: Huella de Carbono en el Campus

El día 2 de agosto en la Universidad Austral de Valdivia tuvo lugar el tercer Seminario del Ciclo de la Red Campus Sustentable.

El Dr. Alejandro González del Instituto de investigaciones en biodiversidad y medioambiente estuvo  encargado de exponer sobre el contexto de cambio climático.
En medio de continuos desastres naturales y  el aumento de las temperaturas es importante comprender estos fenómenos en directa relación con el incremento de nuestras emisiones GEI, las que dependen del poder adquisitivo y prácticas de consumo que se estandarizan cada día.
Destacó la importancia de considerar los hábitos alimenticios en las mediciones y el potencial de reducción de impactos ambientales de los edificios a través de un uso cotidiano sustentable.

Luego se realizó la muestra de huellas calculadas por parte de representantes de la Universidad Tecnológica Metropolitana y la Pontificia Universidad Católica de Chile.

La UTEM alineada con su compromiso ambiental estimó su huella de carbono para el año 2010 considerando cinco dependencias donde concurren cerca de 7000 personas. El resultado fue de 7.205 ton. de CO2 emitidas a nivel corporativo y 1,22 anual por estudiante. Según tipo de energía las emisiones a partir de Diesel equivalen al 65%, y gasolina y electricidad con un 17% cada una.
Realizaron recomendaciones en transporte y prácticas de consumo y se enfatizó la necesidad medir y reducir las huellas, mientras se promueve la conciencia ambiental en la comunidad.

La Universidad Católica mostró sus resultados para el año 2012, que consideró la estimación de sus cuatro campus en Santiago, incluyendo procesos de transporte, consumo de papel, electricidad y combustible, y manejo de residuos entre otros.
El resultado fue de  65.938 Ton CO2, donde el 76% proviene del transporte y un 18% por el uso energético. Con respecto al tipo de emisión, en ambas instituciones las emisiones de alcance 3 superan el 80% y las de alcance 2 se acercan al 15%.
Con el lema de “Mide, Reduce, Compensa” los pasos a seguir se definen con mejoras al proceso como la inclusión de instalaciones, mayor precisión de información y compromisos de reducción.

El SEREMI del Ministerio del Medio Ambiente, Daniel del Campo Akesson, presentó las distintas líneas de acción en cambio climático que se han implementado a nivel regional y nacional.
Si bien las emisiones en Chile representan sólo el 0,26% de las globales, desde 1984 a 2006 las emisiones en nuestro país aumentaron de 6 mil a 59 mil Gg. Siendo el sector energético, agrícola y forestal como algunas de las áreas con mayor impacto.
Entre las medidas de reducción y mitigación que ya se desarrollan dentro del  Plan de acción nacional de cambio climático está la creación de la agencia chilena y el programa de eficiencia energética, el diseño de instrumentos de mercado, un sistema permanente de inventario nacional de GEI y herramientas educativas como la guía de apoyo docente en cambio climático.

Visita a la Unidad de Gestión Ambiental de la UACH

En esta visita los asistentes al seminario tuvieron la oportunidad de conocer por dentro el funcionamiento de la destacada Unidad de Gestión Ambiental de la UACH.

Perteneciente a la Dirección de servicios de la Universidad, esta Unidad se encarga del programa de manejo integral de residuos y RILES (Residuos líquidos industriales) y su sistema es reconocido como un referente a nivel país por su buen funcionamiento: sólo en 2012 fueron recuperadas más de 60 toneladas de residuos.
La gestión incluye una amplia gama de residuos, peligrosos, domiciliarios y reciclables. Para esto cuenta con personal calificado encargado de la mantención de contendores de reciclaje y el retiro de puntos limpios, luego coordinan con empresas externas y también cuentan con una unidad de tratamiento aledaña al campus donde el material es compactado y vendido o en el caso del vidrio donado a CODEFF.
La Universidad cuenta con un registro actualizado de todos los residuos y también coordina el manejo de los residuos orgánicos. Mientras que parte de los desechos electrónicos quedan a disposición de alumnos de ingeniería como insumo para iniciativas de robótica.

Por otro lado, el centro de reciclaje está abierto a la comunidad para de esta forma involucrar a los vecinos y personas interesadas.