El consumo eléctrico de la UC para el 2010 fue alrededor de 18 mil MWh, que implica la emanación de casi 700 mil toneladas de CO2 a la atmósfera, cifra equivalente a si toda la comunidad UC (alrededor de 28.000 personas) se trasladaran diariamente hacia sus respectivos campus utilizando solo vehículos particulares, durante 20 años.
Cabe desatacar que si bien es esperable que en la medida que la Universidad crezca también lo haga su consumo de energía, si evaluamos la relación entre consumo y los m2 construidos podemos apreciar que el 2001 el consumo por metro cuadrado útil era de 54,4 KWh mientras que para el 2011 el mismo indicador llega a 68,2 KWh . Si bien esto se debe en parte a la mejora de los sistemas de iluminación y climatización, es de vital importancia revertir dicha tendencia elevando nuestros estándares de eficiencia en el consumo de energía, e incorporando de forma gradual sistemas de autoabastecimiento basados en fuentes renovables.

Objetivos específicos

– Reducir la cantidad de energía consumida en la UC a través de la promoción de la eficiencia energética y el consumo responsable.
– Descarbonizar el suministro energético de la UC a través del uso de energías renovables no convencionales.

Primeras acciones

– Elaborar un plan de eficiencia energética y consumo responsable de energía.
– Realizar un inventario de emisiones de gases efecto invernadero.